Filipinas son leales

Resumen de toda la derecha

2018.01.21 18:12 SubotaiKhan Resumen de toda la derecha

Parte I: La diferencia entre izquierda y derecha
Parte II: La izquierda
Parte III: Conceptos políticos generales y formas de gobierno.
As always: El autor de este post no sostiene necesariamente las cosas que postea, su intencion es meramente informativa. Si usted desea discutir el post, lealo todo. No hay TL;DR al final.
Un poco de historia del capitalismo:
Había una vez un gran y formidable imperio romano que se extendía por toda Europa y mas allá. Un día vino Jesús, un montón de barbaros, inestabilidad económica y política, y el imperio se fue a la mierda. Quedaron poblaciones aisladas esparcidas por toda Europa. El sistema de comercio que tenían y fomentaban los romanos desapareció, parte del mismo fue bloqueado por muchas tribus e imperios musulmanes y bárbaros que no les copaba verte andar con tu carreta de mercancías 0 km 4x4 lleno de oro. También los muchachos se estaban acercando más y más a los asentamientos de Europa, viniendo desde la península ibérica tenías a los moros que se comieron a los reinos españoles, el imperio romano oriental fue comido por los turcos, y varias tribus de las estepas venían desde Asia central.
HOW DO YOU PROTECT YOUR SHIT, FROM CRIMINALS? HIRE A SEÑOR FEUDAL.
Bueno, tenías un señor feudal que tenía sus grandes extensiones de tierra, donde vos y toda tu familia trabajaba, y le dabas parte de tus cosechas a tu señor feudal a cambio de que este te protegiera, en definitiva, eras un siervo (la diferencia entre un siervo y un esclavo, es que el esclavo es un bien comprado en un mercado, el siervo lo compras con la tierra, como si fuera una simple mejora de inmueble que compras.)
Además, el señor feudal tenia vasallos, que eran otros señores feudales mas chicos, que juraban lealtad y obediencia al señor feudal mayor. ¿Vieron Game of Thrones? Los Mormont son vasallos de los Stark, por ejemplo.
Todo esto era un sistema de castas enorme, donde tenías a los que gobernaban, los que rezaban, los que peleaban y los que trabajaban. No había movilidad social.
Pero surgiría un grupo particular que no le cabía todo esto del estancamiento social. Los burgueses. El burgo era un puesto de avanzada militar del señor feudal, donde los campesinos se acercaban a vender sus manualidades y productos. La gente que se quedó a vivir en esa área, se la conocía como burgués.
Liberalismo clásico:
Creo que les explique bien como la revolución francesa fue una revolución burguesa, que llevo al mundo al lineamiento ideológico que tenemos hoy en día. El liberalismo nace primero como una filosofía fundada por empiristas, aristotélicos, contractualistas y utilitaristas, que resumen su pensamiento en que el hombre debe tener asegurado, por sobre todas las cosas: el derecho a la vida, la libertad y la propiedad privada. Con esto nace la idea de que somos todos iguales a la ley, y que el Estado existe principalmente para garantizar la igualdad y los derechos fundamentales del hombre.
“Libertad, Igualdad, Fraternidad”
Hablando en el aspecto político, proponen el republicanismo y laicismo. La iglesia no debe interferir en absolutamente nada en cuestiones del Estado, y no debe existir nadie con títulos de nobleza. Los hombres nacen iguales, solo lo que hagan en su vida los diferenciara de los otros. Todo esto se englobaría en su tiempo como “radicalismo”, ya que tales ideas, aun proviniendo de burgueses, eran ideas extremas para la época.
Ahora lo importante, el aspecto económico. Al igual que el socialismo, el liberalismo tendría su gran economista del cual todos les chuparían el culo cientos de años después de su muerte: Adam Smith.
Adam propone algo muy simple: La mano invisible: La economía es la ciencia de la escasez. Como los recursos son limitados, la gente vende aquellos productos limitados a un mayor precio que aquellos que son encontrados en grandes cantidades, o que son fáciles de producir. De esta manera, un auto va a salir más caro que una mochila, o el petróleo sale más barato en una nación que está asentada sobre un enorme pozo petrolero que en una nación que importa. Es decir, el exceso de oferta disminuye el valor.
Pero el precio se modifica también acorde a la cantidad de gente que lo demanda. El agua embotellada no es un lujo hasta que se rompe toda la infraestructura que lleva agua a las casas.
En resumen, la oferta y la demanda regulan la economía, los consumidores y los vendedores, y no se necesita al Estado para fijar los precios. Si yo vendo naranjas a $1.000 el kilo, la gente o va a comprarle a mis competidores, o simplemente va a comprar otro cítrico; entonces yo me veo obligado a bajarle el precio para poder seguir vendiendo. Esta fuerza del mercado que me obliga a tal cosa, se llama la mano invisible.
La única falla que advierte Adam Smith a este sistema son los monopolios. Si el único proveedor de combustible que hay en mi área es una empresa, esa empresa puede fijar el precio que se le antoje, ya que otra opción no me queda.
Otro economista que surgiría seria David Ricardo:
David se da cuenta que Gran Bretaña no tiene viñedos tan copados como los de Francia, y que Francia no tiene tantas minas de carbón como Gran Bretaña. ¿Qué propone con esto? Que Francia debería dedicarse a producir y vender vinos, y que Gran Bretaña se dedique a la industria del carbón, y que en vez de que cada Estado intente vencer las ventajas naturales y de infraestructura que tiene el otro Estado, simplemente importe y se dedique a lo que es bueno. Esto es el modelo de las ventajas comparativas, lo que sienta las bases del globalismo y el comercio internacional, como así también de la división internacional del trabajo: Unos países recolectan las materias primas, y otros los transforman en productos, generándose así una división entre países desarrollados y subdesarrollados. ¿Porque esto es así? Porque gano más plata vendiendo el producto que los recursos, se gana más vendiendo armas que hierro.
Toda esta retorica crea la idea del “Laissez faire”, o dejar hacer…. Dejar hacer a la economía todo. Este concepto encontraría muchas limitaciones innegables incluso para los mismos liberales. Para empezar, el Estado debe impedir la formación de monopolios, porque la economía puede dejar de ser libre si existen privados que se apoderan del mercado.
Otro problema que tendrá el liberalismo con la evolución del capitalismo, es que el liberalismo clásico tiene esta noción de que los privados son todos iguales, y que el contrato emana de la voluntad libre entre los mismos. Esta noción cambia con el surgimiento de nuevos paradigmas del consumismo. Me explico: Antes, el productor fabricaba para una persona en particular, hoy en día, el productor es un empresario que realiza muchas acciones comerciales a fin de proveer a un mercado casi ilimitado de demanda, y para realizar tal cosa, no negocia personalmente con cada uno de sus clientes, sino que tiene una posición superior a sus clientes, crea contratos de mera adhesion que los clientes no pueden modificar, y genera una desigualdad en el contrato. Surge la necesidad de regular esta situación a favor de los particulares, o mejor dicho, consumidores, que no poseen la posición económica ni el nivel de leverage en las negociaciones.
Liberalismo moderno o socioliberalismo:
La falta de regulación del liberalismo clásico será cuestionado con la crisis de Wall Street en 1929 por un tal Keynes. Keynes era un capitalista, pero era critico del sistema. Según Keynes, existen ciclos económicos.
https://www.gestiopolis.com/wp-content/uploads/2002/03/fases-del-ciclo-economico.jpg
El “dejar hacer” no sirve siempre, ya que hay veces en que la economía caerá, se ira todo a la mierda, y si el Estado no hace algo, nos vamos todos juntos a pique. La solución es invertir en infraestructura, darle trabajo a la gente, satisfacer algunas necesidades de la población general, y así alentar al consumo.
Surgirá, como una especie de matrimonio interideologico entre la socialdemocracia y el liberalismo, el socio liberalismo. (No nació el social liberalismo en este momento de la historia, pero es acá cuando le empezamos a dar pelota.
El social liberal sostiene que el Estado no debe interferir en la economía salvo para proveer la real libertad económica, como restringiendo la formación de los monopolios. También defendiendo los derechos y libertades que consideran inherentes a todos los seres humanos, y proponiendo un gasto moderado en vistas de promover el bienestar común de la sociedad.
En conclusión, es la rama progre del liberalismo, buscando generar la igualdad de oportunidades, pero no decidir por los ciudadanos. Promueven la democracia, tolerancia, libertad de comercio y justicia social.
Neoliberalismo:
Durante los 80, surge un movimiento liberal económico, aunque llevado por partidos conservadores (Thatcher del Partido Conservador y Ronald Reagan del Partido Republicano… y el Turco y Pinochet).
¿Como los conservadores son liberales? Como lo explique antes, una cosa es ser liberal en lo económico y otra en lo social, los que llevan a cabo esta ideología solían ser en un principio conservadores sociales y fiscales, pero liberales económicos.
Su base era la llamada Economía de Goteo:
Si reducimos el gasto, privatizamos todo, y reducimos también la presión impositiva, las tarifas y aranceles, y si ponemos legislación a favor de las empresas, los ricos y empresarios tendrán más dinero, y con ello harán más puestos de trabajo, lo que hará que se distribuya la riqueza entre la clase media y baja.
La idea de esta manera es que si reducimos la cantidad de dinero sustraído a la gente con los impuestos, pero incentivamos a las empresas a invertir y dar trabajo, al final el Estado recaudara mas. La analogía para explicarlo mejor era reducir la porción de la torta pero a la vez aumentar el tamaño de la torta.
Los máximos exponentes de esta ideología, además de los nombrados, son los economistas Hayek y Friedman, conocidos como la Escuela de Chicago.
EDIT: Para los neoliberales que me rompen las pelotas. Si, esta ideologia y la teoria del gotea, a pesar de ser catalogada por la oposicion, es reconocida por economistas ganadores de premios nobels de economia como Stiglitz y Krugman.
Existen también otros economistas que proponen la reducción de la intervención Estatal, y estos eran la Escuela Austriaca, cuya idea era que NADIE puede predecir la economía, a diferencia de lo que decía Keynes, ya que el ser humano es un ser muy impredecible, y por lo tanto, cualquier intento de los políticos de meter mano en la economía, solo lograra perjudicarnos a todos. ¿Quien podría haber predicho un boom del turismo en Puerto Rico debido a la canción “Despacito”?
Related video
Esta clase de ideología tuvo tal impacto en el mundo que lograría mover la ventana de Overton para la derecha, lo que hizo que la izquierda mainstream tomara otra via para alcanzar la justicia social, lo que se le llamo la tercería vía (No confundir con tercera posición. Me he confundido personalmente cuando discuto de esto) Una postura de la centro izquierda, que se aproxima mas a la centro derecha, basándose en que las políticas sostenidas no deben ser hechas en base al idealismo o la emoción, sino con pragmatismo. Los demócratas que bancaban las medidas keynesianas y socialdemócratas, se volvieron nuevos demócratas, mucho más liberales económicamente y radicalmente centristas, al punto de ser acusados de ser lo mismo que la oposición conservadora en temas económicos: Bill y Hillary, como también Obama como los nuevos demócratas, y en el partido Laborista, los nuevos laboristas fueron Tony Blair y Gordon Brown.
Conservadurismo:
Este término depende mucho del contexto. ¿Que es lo que un conservador quiere conservar? La respuesta rápida es las tradiciones y valores morales, usualmente de origen religioso. Pero estas tradiciones no son las mismas que existían hace tres siglos atrás que ahora. En su momento ser conservador hacía referencia a los monarquistas, quienes querían mantener el status quo de la nobleza y el rey en su sitio. Esta tendencia fue llamada por la izquierda como "reaccionarios", es decir, la respuesta de las clases acomodadas a la revolución. (Igual ignoren este término para usos modernos, la izquierda lo usa hasta para desacreditar a otras corrientes de izquierda que no consideran leales a la verdadera revolución)
Como la ventana de Overton se corrió para “abajo” (liberal social), hoy hablamos de neoconservadurismo, que ya no esta en contra de la economía liberal, sino en contra del liberalismo social. Defienden la fe, sus principios morales, el rol de la familia, y obviamente a cosas como el aborto, la legalización de estupefacientes, las relaciones entre el mismo sexo, y demás cosas que se refieren a la esfera privada de las personas.
Tanto los conservadores como los liberales pueden ser conservadores fiscales, esto quiere decir que están a favor de un gasto publico reducido. Usualmente los conservadores no escatiman tantos recursos como los liberales en el bienestar general de la población, pero cuando si lo hacen, a esto se le llama Paternalismo Conservador, donde el Estado es un como un padre: ordena y mantiene a sus hijos.
Otra variante, y en contraposición al neoconservadurismo, es el paleoconservadurismo (paleo=antiguo). Dicha postura surge en Estados Unidos como reacción al intervencionismo militar, al colonialismo, la inmigración y el federalismo americano. ¿Porque se oponían en un principio? Bueno, Puerto Rico, Hawái, Las Filipinas y Cuba no era países blancos y cristianos… Y el federalismo fue la razón por la cual los Estados de la Unión no podían seguir teniendo esclavos, ya que desde Washington le dijeron a todos los Estados miembros de la confederación que negrear negros estaba mal. Es decir, no eran unitarios, sino confederados.
Esta imagen expresa con mucho detalle el sentimiento: http://www.americanyawp.com/text/wp-content/uploads/School-Begins1.jpg (vean los cartelitos)
Related video
Democracia Cristiana:
No hace falta aclarar que son socialmente conservadores, aunque están mas abiertos al cambio de estructuras sociales. Obviamente se oponen a la separación de la Iglesia y el Estado.
Pero económicamente, tienen interés por el bienestar y los derechos de los ciudadanos, basándose en las concepciones caritativas de las enseñanzas de Jesucristo. Podríamos decir que es una socialdemocracia o un liberalismo religioso.
No piensen en democracia cristiana al partido republicano estadounidense, sino en Angela Merkel, Aylwin (presidente de Chile después de Pinochet) y el Papa Francisco.
De la democracia cristiana surgiría el ordoliberalismo en Alemania, quienes entienden que el mercado no puede proveer todo, y hay cosas en las que es mejor que el Estado se encargue. Sera el trabajo del Estado administrar cuestiones macroeconómicas, como la estabilidad monetaria y la política fiscal, sentar un ambiente propicio para la actividad económica, fomentando la legalidad y libre competencia, y ayudando desarrollo social, invirtiendo en cosas como la educación, salud y capacitación laboral, pero siempre dejando todo lo demás a las fuerzas del mercado, y haciendo responsable al ciudadano de su situación.
Además de la democracia cristiana, existe una filosofía social-económica (no política) propuesta por el papa Leon XIII llamada distributivismo. Sosteniendo una propiedad privada lo mas ampliamente esparcida, y donde exista una consolidación de gremios que se ocupen y tengan la propiedad de aquello referente a su oficio. Es decir, los granjeros serian dueños de sus granjas y maquinarias, los mineros de las cantinas y herramientas, y así.
Libertarianismo/Libertarismo
Es un término que abarca otros conceptos. Contiene diversas variantes, como el neoliberalismo propuesto por Reagan (Este neoliberalismo conservador es llamado tambien Libertarianismo Conservador)
Su filosofía suele estar basada en las ideas económicas de Friedman y Hayek, y en los pensamientos del objetivismo de Ayn Rand. Es como el neoliberalismo, pero definitivamente con una mirada liberal social, focalizándose en la libertad de los individuos miembros de la sociedad, en lo inherente de la propiedad privada, el derecho a las ganancias recibidas por el trabajador y empresario, y el principio de no agresión.
El principio de no agresión es básicamente “no joder si no jode a nadie”, o mas específicamente, si no atenta contra el individuo o su propiedad privada. En base a esto debe estar organizado el sistema legal.
El minarquismo es la versión más light, que sostiene que debe existir un Estado para reforzar este principio, por medio de fuerzas de seguridad. También debe proveer algunos servicios mínimos como el poder judicial y el ejército, y dejando absolutamente todo lo demás al mercado.
El Anarco Capitalismo es lo más extremo, supone el reemplazo del Estado por privados. Tienen como filosofía no solo el principio de no agresión, sino el de voluntarismo, que dice que las acciones de las personas solo deben ser voluntarias, sin ningún tipo de presión o violencia, y siempre respetando la libertad y la propiedad privada de los individuos.
Ahora la parte más divertida de escribir que todos esperaban: :D (jk)
La Tercera posición:
Ni socialistas ni capitalistas: Nazis! Fascistas! Peronistas!
No hay mucho que explicar, simplemente es una postura tomada por algunos partidos para establecer su posición frente a la Unión Soviética y el liberalismo económico.
Fascismo:
Su autor fue Mussolini. El nombre fascismo proviene de las fasces, que eran unas armas que usaban los romanos, consistía en la unión de varias varas con una hoja de hacha en un extremo.
Originalmente era el emblema de poder militar de los reyes etruscos, adoptado igualmente por los monarcas romanos, que pervivió durante la república y parte del imperio. Tradicionalmente, significa poder, por el haz de varas, «la unión hace la fuerza», puesto que es más fácil quebrar una vara sola que quebrar un haz y por el hacha, la justicia implacable sobre la vida y la muerte.
Desde los comienzos de la República romana, los fasces eran transportados al hombro por un número variable de lictores, fasces lictoriae, que acompañaban a los magistrados curules como símbolo de la autoridad de su imperium y su capacidad para ejercer la justicia, como poder de coerción y castigo (el haz de varas para la flagelación y el hacha para la pena de muerte). Sin embargo, después de las leyes de las Doce Tablas, ningún magistrado romano podía ejecutar sumariamente a un ciudadano romano.
Dentro del pomerium, el límite sagrado de Roma, los fasces no podían llevar el hacha, indicando que dentro de la ciudad los magistrados curules tenían derecho de castigar, pero no de ejecutar. Tan sólo al dictador le estaba permitida la inserción del hacha.
El rey de la Antigua Roma llevaba fasces. El cargo de rey no era hereditario, aunque sí vitalicio. El rey llevaba un manto púrpura, cetro de marfil y corona de oro y era precedido en las calles por doce auxiliares o lictores que llevaban los fasces o varas entrelazadas de las que salía una hoja de hacha, como símbolo de su autoridad.
El fascismo comprende que ni la democracia ni la monarquía sirven, ya que uno es un concurso de popularidad y la otra es plenamente nepotismo. Así que esta ideología propone un líder fuerte que tenga su poder en base al mérito, y no al nombre o a los votos. Por eso mismo se oponen a los partidos políticos y a la oposición, argumentando que hacerlo, solo crea desunión nacional. Sostienen los fascistas, que un ciudadano no necesita otro partido, porque el no es un extranjero al poder, sino parte fundamental del mismo.
Como parece obvio, el fascismo es enteramente nacionalista, proponiendo la autonomía económica, viendo de manera negativa el comercio internacional (salvo en aquellas situaciones en las que un Estado no pueda producir ya que no cuenta con los recursos para hacerlo). En lo ideal, cada nación debe ser autosuficiente.
Su sistema económico es el corporativismo, el cual se trata de manejar la sociedad como un conjunto orgánico, siendo cada parte fundamental para el funcionamiento. Las empresas son representadas ante el poder político, y pueden aconsejar y proponer cosas al líder, pero este último es quien tiene la última palabra.
La variante alemana y racista, fundamentada en la eugenesia es el Nacional Socialismo liderado por Hitler, Mussolini por su parte no le daba bola a la raza, sino a los conceptos de unión nacional por medio de la cultura.
Y finalmente, la variante española seria el falangismo de Franco, llamado nacionalsindicalismo, que a todo esto le agregaba el componente religioso católico, aunque manteniendo la separación de la Iglesia con el Estado.
Nacional Socialismo? Nacional Sindicalismo? Acaso esto no es una ideología de izquierda?
No. No buscaban acabar con el capitalismo en si, solo lograr una economía proteccionista, y se basaban en la existencia de las empresas como pilar social y económico. Tanto Mussolini, como Hitler y Franco eran anti marxistas, no proponían darle a los trabajadores los medios de producción. No tienen como meta la igualdad de clases, sino que fomentan la jerarquía social vertical, y buscan mantener el status de la clase gobernante sobre la gobernada, en una especie de rol paternal.
Otra variante regional es el Integralismo brasilero, mas similar al fascismo italiano que el nazismo, ya que propone la unión de toda la gente, sea de la raza o religión que sean.
Finalmente los argentinos tuvimos al Peronismo.
Pero Subo! El General Peron era democrático y socialista!
Sure...
submitted by SubotaiKhan to argentina [link] [comments]


2016.09.06 23:29 podemosspb 35 Países donde los EE.UU. ha apoyado fascistas, narcotraficantes y terroristas. He aquí una guía útil para un delincuente internacional apoyado por Estados Unidos. Vol 3

-21. Corea
Cuando las fuerzas estadounidenses llegaron a Corea en 1945 , fueron recibidos por funcionarios de la República Popular de Corea (KPR), formados por grupos de resistencia que se había desarmado la entrega de las fuerzas japonesas y comenzado a establecer el orden en toda Corea. General Hodge tuvo ellos expulsados ​​de su despacho y se coloca la mitad sur de Corea bajo la ocupación militar de Estados Unidos. Por el contrario, las fuerzas rusas en el Norte reconocieron la KPR, lo que lleva a la división a largo plazo de Corea. Los EE.UU. en avión Syngman Rhee, un exiliado de Corea del conservador, y lo instaló como presidente de Corea del Sur en 1948. Rhee se convirtió en un dictador en una cruzada anticomunista, detener y torturar a sospechosos de ser comunistas, brutalmente sofocar rebeliones , matando a 100.000 personas y prometiendo para hacerse cargo de Corea del Norte. Él fue al menos en parte responsable del estallido de la Guerra de Corea y de la decisión aliada para invadir Corea del Norte Corea del Sur una vez que había sido recapturado. Finalmente fue obligado a renunciar por masivas protestas estudiantiles en 1960.
-22. Laos
La CIA comenzó a proporcionar apoyo aéreo a las fuerzas francesas en Laos en 1950, y mantuvo involucrado allí por 25 años. La CIA ha diseñado al menos tres golpes de Estado entre 1958 y 1960 para mantener el crecimiento de izquierda Pathet Lao fuera del gobierno. Se trabajó con la derecha capos de Laos como General Phoumi Nosavan, el transporte de opio entre Birmania, Laos y Vietnam y la protección de su monopolio de la comercio de opio en Laos. En 1962, la CIA reclutó un ejército mercenario clandestina de 30.000 veteranos de las guerras de guerrillas anteriores de Tailandia, Corea, Vietnam y Filipinas para luchar contra el Pathet Lao. Como un gran número de soldados estadounidenses en Vietnam se enganchó a la heroína, América del aire de la CIA transportó el opio del territorio Hmong en la llanura de las jarras de laboratorios de heroína del general Vang Pao en Long Tieng y Vientián para su envío a Vietnam. Cuando la CIA no pudo derrotar al Pathet Lao, los EE.UU. bombardeó Laos casi tan fuertemente como Camboya, con 2 millones de toneladas de bombas.
-23. Libia
Guerra de la OTAN contra Libia epítome del presidente Obama "disfrazada, silencioso y sin medios de comunicación" enfoque de la guerra. Campaña de bombardeos de la OTAN se justificaba de manera fraudulenta al Consejo de Seguridad de la ONU como un esfuerzo para proteger a los civiles, y el papel instrumental de la occidental y otras fuerzas especiales extranjeras sobre el terreno estaba bien disfrazada, incluso cuando las fuerzas especiales de Qatar (incluyendo ex-ISI mercenarios paquistaníes ) liderado el asalto final sobre el al-Aziziya en Trípoli Bab HQ. La OTAN realizó 7.700 ataques aéreos , 30.000 -100.000 personas murieron , pueblos leales fueron bombardeados a escombros y la limpieza étnica, y el país es un caos como milicias islamistas formados en Occidente y armada perpetrados aprovechar las instalaciones de petróleo y territorio y luchan por el poder. La milicia de Misrata, entrenados y armados por fuerzas especiales occidentales, es uno de los más violentos y poderosos. Mientras escribo esto, los manifestantes han irrumpido simplemente el edificio del Congreso en Trípoli por cuarta o quinta vez en los últimos meses, y dos representantes elegidos han sido herido de bala mientras huían.
-24. México
El número de muertos en la guerra contra las drogas de México aprobó recientemente 100.000. El más violento de los carteles de la droga es de Los Zetas . Los funcionarios estadounidenses llaman los Zetas "los más avanzados tecnológicamente, sofisticado y peligroso cartel de la droga que operan en México." El cartel de los Zetas fue formada por las fuerzas de seguridad mexicanas entrenados por las fuerzas especiales de Estados Unidos en la Escuela de las Américas en Fort Benning, Georgia, y en Fort Bragg, Carolina del Norte.
-25. Myanmar
Después de la revolución china, los generales del Kuomintang se movieron en el norte de Birmania y se hicieron poderosos capos de la droga, con la protección militar tailandés, financiación de Taiwán y el transporte aéreo y el apoyo logístico de la CIA. Producción de opio en Birmania creció de 18 toneladas en 1958 a 600 toneladas en 1970. La CIA mantuvo estas fuerzas como un baluarte contra la China comunista, sino que transformó el "triángulo de oro" en el mayor productor de opio del mundo. La mayor parte del opio fue enviado por los trenes de mulas en Tailandia, donde otros aliados de la CIA enviadas a los laboratorios de heroína en Hong Kong y Malasia. El comercio se movió alrededor de 1970 como socio de la CIA general Vang Pao estableció nuevos laboratorios en Laos para proporcionar la heroína a las indicaciones geográficas en Vietnam.
-26. Nicaragua
Anastasio Somoza gobernó Nicaragua como su feudo personal durante 43 años con el apoyo incondicional de Estados Unidos, como su Guardia Nacional se comprometió todos los crímenes imaginables de matanzas y torturas a la extorsión y violación con total impunidad. Después de que finalmente fue derrocado por la Revolución Sandinista en 1979, la CIA reclutó, entrenó y apoyó mercenarios "contra" para invadir Nicaragua y llevar a cabo el terrorismo para desestabilizar el país. En 1986, la Corte Internacional de Justicia de Estados Unidos encontró el culpable de agresión contra Nicaragua para el despliegue de los contras y la minería puertos de Nicaragua. El tribunal ordenó a los EE.UU. a cesar su agresión y pagar reparaciones de guerra a Nicaragua, pero nunca se han pagado. La respuesta de Estados Unidos fue declarar que ya no reconocería la jurisdicción obligatoria de la CIJ, el establecimiento de manera efectiva en sí más allá de la norma de derecho internacional.
-27. Pakistán; 28. Arabia Saudita; 29. Turquía
Después de leer mi última pieza de AlterNet en la fallida guerra contra el terror, ex experto en terrorismo del Departamento de la CIA y el Estado Larry Johnson me dijo: "El principal problema con respecto a la evaluación de la amenaza terrorista es definir con precisión el patrocinio del Estado. Los mayores culpables hoy, en en contraste con hace 20 años, son Pakistán, Arabia Saudí y Turquía. Irán, a pesar de los desvaríos de derecha / neocon, no es tan activo en el fomento y / o facilitar el terrorismo ". En los últimos 12 años, la ayuda militar de Estados Unidos en Pakistán ha totalizado $ 18,6 mil millones. Los EE.UU. simplemente ha negociado el mayor acuerdo de armas en la historia con Arabia Saudita. Y Turquía es un miembro de larga data de la OTAN. Los tres principales patrocinadores del terrorismo en el mundo de hoy son aliados de Estados Unidos.
-30. Panamá
Funcionarios antinarcóticos de Estados Unidos querían detener a Manuel Noriega en 1971, cuando él era el jefe de la inteligencia militar en Panamá. Tenían suficiente evidencia para condenarlo por el tráfico de drogas, pero también era un agente de largo plazo y informante de la CIA, así como otros agentes de la CIA de tráfico de drogas de Marsella a Macao, era intocable. Fue cortado temporalmente suelta durante la administración Carter pero por lo demás mantuvo la recogida de al menos $ 100.000 por año a partir del Tesoro de Estados Unidos. Cuando se levantó para ser el gobernante de facto de Panamá, que se hizo aún más valioso para la CIA, al informar sobre las reuniones con Fidel Castro y Daniel Ortega de Nicaragua y el apoyo de Estados Unidos guerras encubiertas en América Central. Noriega probablemente abandonó el tráfico de drogas en alrededor de 1985, mucho antes de los EE.UU. lo procesó por ella en 1988. La acusación era un pretexto para la invasión estadounidense de Panamá en 1989, cuyo objetivo principal era dar un mayor control sobre Panamá los EE.UU., a expensas de al menos 2.000 vidas .
submitted by podemosspb to podemos [link] [comments]


2016.05.21 19:23 ShaunaDorothy China: ¡Defender, extender las conquistas de la Revolución de 1949! ¡Por la revolución política obrera para echar a la burocracia estalinista ¡Derrotar la campaña imperialista de contrarrevolución! ¡Por una China de consejos obreros y campesinos en un Asia socialista! (1 - 2) (2004)

https://archive.is/6nOp7
China: ¡Defender, extender las conquistas de la Revolución de 1949! ¡Por la revolución política obrera para echar a la burocracia estalinista!
¡Derrotar la campaña imperialista de contrarrevolución!
¡Por una China de consejos obreros y campesinos en un Asia socialista!
Reproducido de Espartaco No. 22, invierno de 2004.
El siguiente artículo ha sido traducido de Workers Vanguard Nos. 814 y 815, periódico de la Spartacist League/U.S., 21 de noviembre y 5 de diciembre de 2003.
La República Popular China (RPCh) nació de la Revolución de 1949 que, pese a sus profundas deformaciones burocráticas, fue una revolución social de relevancia histórico-mundial. Cientos de millones de campesinos se levantaron y tomaron la tierra en la que sus ancestros habían sido cruelmente explotados desde tiempos inmemoriales. El dominio de los asesinos señores de la guerra, de los usureros chupasangre, de los rapaces terratenientes y de la execrable burguesía fue destruido.
La creación de una economía centralmente planificada y colectivizada sentó las bases para un enorme salto en el progreso social y para el avance de China desde su abyecto atraso campesino. La revolución permitió a la mujer avanzar grandes pasos desde su miserable condición anterior, simbolizada por la práctica bárbara del vendaje de pies. Una nación que por un siglo había sido desgarrada y dividida por potencias extranjeras fue unificada y liberada de la subyugación imperialista.
Sin embargo, la Revolución de 1949 estuvo deformada desde su origen bajo el gobierno del régimen del Partido Comunista Chino (PCCh) de Mao Zedong, que representaba una casta burocrática nacionalista que descansaba sobre la economía colectivizada. A diferencia de la Revolución de Octubre de 1917 rusa, que fue llevada a cabo por un proletariado consciente de clase guiado por el internacionalismo bolchevique de Lenin y Trotsky, la Revolución China fue el resultado de una guerra de guerrillas campesina dirigida por las fuerzas estalinistas-nacionalistas de Mao. Siguiendo el patrón de la burocracia estalinista que en la URSS había usurpado el poder político del proletariado, el régimen de Mao predicó la noción profundamente antimarxista de que el socialismo —una sociedad igualitaria y sin clases basada en la abundancia material— podía construirse en un solo país. En la práctica, el "socialismo en un solo país" en China, como en la URSS de Stalin y sus herederos, significó la oposición a la perspectiva de la revolución obrera internacionalmente y la acomodación al imperialismo mundial.
En particular, la alianza de China con el imperialismo estadounidense contra la Unión Soviética, que comenzó bajo el gobierno de Mao a principios de la década de 1970 y fue continuada por su sucesor, Deng Xiaoping, contribuyó con el tiempo a la destrucción de la URSS mediante una contrarrevolución capitalista en 1991-92. Ésta fue una derrota histórica para la clase obrera internacional y para los pueblos oprimidos alrededor del mundo. El periodo postsoviético ha visto el incremento de la presión —económica, política y militar— del imperialismo mundial, y especialmente estadounidense, sobre China. Así, el Pentágono ha estado persiguiendo activamente planes para tener la capacidad de un ataque nuclear "preventivo" eficaz contra el pequeño arsenal nuclear de China, una estrategia proclamada abiertamente por la pandilla de Bush en Washington.
La Liga Comunista Internacional está por la defensa militar incondicional del estado obrero deformado chino contra el ataque imperialista y la contrarrevolución capitalista. La clase obrera china debe barrer a la burocracia estalinista, que ha debilitado gravemente el sistema de propiedad nacionalizada internamente mientras concilia con el imperialismo a nivel internacional. Estamos por una revolución política proletaria que ponga el poder político en manos de consejos obreros y campesinos. La tarea urgente que enfrenta el proletariado chino es construir un partido leninista-trotskista, parte de una IV Internacional reforjada, para preparar y dirigir esta revolución política, poniéndose al frente de las masas trabajadoras y dirigiendo las luchas espontáneas y localizadas de los obreros hacia la toma del poder político.
¿Está restaurando el PCCh el capitalismo en China?
Desde que el régimen de Deng introdujo las "reformas" económicas orientadas al mercado a principios de la década de 1980, una corriente cada vez más influyente de opinión burguesa occidental ha mantenido que el propio Partido Comunista está restaurando gradualmente el capitalismo en China mientras mantiene un estrecho control sobre el poder político. Esta postura fue presentada amplia y ruidosamente a finales de 2002 cuando el XVI Congreso del PCCh legitimó la membresía partidista a empresarios capitalistas. "China da la espalda al comunismo para unirse a la Larga Marcha de los capitalistas" era un encabezado típico en la prensa occidental, en este caso del Guardian de Londres (9 de noviembre de 2002).
De hecho, este congreso no introdujo un cambio significativo ni en la composición social del PCCh, que después de todo tiene 66 millones de miembros, ni en su ideología funcional. Según una encuesta oficial, de los dos millones de propietarios de negocios privados de China, 600 mil son miembros del partido y lo han sido por algún tiempo. La enorme mayoría de éstos eran viejos cuadros gerenciales del PCCh que se apropiaron de las pequeñas empresas estatales que administraban cuando éstas fueron privatizadas en los últimos años.
Algunos grupos que alegan falsamente ser trotskistas han hecho suya la noción ahora convencional en los círculos burgueses occidentales de que el "camino capitalista" ha triunfado definitivamente entre los que gobiernan China. Comentando respecto al XVI Congreso del PCCh, la tendencia de Peter Taaffe centrada en Gran Bretaña escribió: "China va camino a la restauración completa del capitalismo, pero la camarilla gobernante está tratando de hacer esto gradualmente y manteniendo su control autoritario y represivo" (Socialist, 22 de noviembre de 2002). Al etiquetar al gobierno de China como un régimen "autoritario" de restauración capitalista, los taaffistas y los de su calaña pueden justificar su apoyo a fuerzas anticomunistas apoyadas por el imperialismo en China en nombre de promover la "democracia", igual que como apoyaron la contrarrevolución "democrática" de Boris Yeltsin en la URSS en 1991.
Al sostener que China sigue siendo una expresión burocráticamente deformada de poder estatal proletario, nosotros no negamos ni minimizamos el creciente peso social en China de los empresarios capitalistas recién establecidos en territorio continental y de la vieja burguesía china establecida en Taiwan y Hong Kong. Muchos funcionarios de primer rango del gobierno y/o del partido tienen un hijo, un hermano menor, un sobrino o (como en el caso del presidente de China Hu Jintao) un yerno que es empresario privado.
Sin embargo, el poder político del cuerpo central de la burocracia estalinista de Beijing sigue basándose en el núcleo de elementos colectivizados de la economía China. Además, las políticas económicas del régimen del PCCh siguen restringidas por temor al disturbio social —y especialmente obrero— que pudiera derrocarlo. Esto estuvo cerca de suceder en 1989, cuando protestas centradas en los estudiantes por la liberalización política y contra la corrupción desataron una revuelta obrera espontánea que luego fue suprimida con un gran derramamiento de sangre por unidades del ejército leales al régimen. (Para conocer más sobre esta incipiente revolución política proletaria, ver: "China: ¡Por la revolución política proletaria!" folleto del GEM, octubre de 1989.)
Una contrarrevolución capitalista en China (como sucedió en Europa Oriental y la antigua URSS) estaría acompañada por el colapso del bonapartismo estalinista y la fracturación política del gobernante Partido Comunista. Las políticas económicas del régimen estalinista de Beijing que alientan la empresa capitalista (y el correspondiente giro a la derecha de la postura ideológica formal de la burocracia) han fortalecido cada vez más a las fuerzas sociales que originarán las fracciones y partidos abiertamente contrarrevolucionarios apoyados por el imperialismo cuando el PCCh ya no pueda mantener su actual monopolio del poder político. Hoy, esto puede verse con claridad en el enclave capitalista de Hong Kong, la única parte de la RPCh donde existen partidos burgueses de oposición. El verano pasado, el Partido Demócrata de Hong Kong organizó protestas anticomunistas masivas abiertamente apoyadas por el gobierno de Bush en Washington y sus socios menores en Londres (ver: "Hong Kong: ¡Expropiar a la burguesía!" en WV No. 814, 12 de noviembre de 2003).
Sujian Guo, un intelectual de derecha emigrado a EE.UU., publicó un artículo interesante en el Journal of Contemporary China (agosto de 2003) en el que disiente de la noción de que China ya se volvió capitalista, o lo está haciendo rápidamente ("La reforma de la propiedad en China: ¿En qué dirección y hasta qué punto?"). Según una breve ficha biográfica, Guo fue un "antiguo analista de políticas en el Comité Central del partido en China". Dada su actual inclinación ideológica, Guo minimiza el crecimiento de los elementos capitalistas en la economía china y atribuye a los altos mandos del PCCh una convicción continua en el socialismo, al menos a largo plazo histórico. Pero este anticomunista partidario del capitalismo del "libre mercado" comprende una verdad elemental que no entienden muchos izquierdistas, incluyendo a supuestos marxistas:
"Cómo privatizar una enorme propiedad estatal dentro del marco de la estructura y el sistema políticos existentes es realmente problemático y técnicamente irrealizable. La experiencia de otros antiguos países comunistas ha mostrado que no existe un solo caso de privatización exitosa con el partido comunista conservando el poder y con su sistema político intacto."[énfasis en el original]
También los líderes del PCCh vieron lo que pasó en las "democracias populares" de Europa Oriental y en la antigua URSS a finales de la década de 1980 y principios de la de 1990, sacaron sus propias lecciones y actuaron correspondientemente. También sacaron lecciones de la revuelta de Tiananmen de 1989 que amenazó con su propia caída. Decidieron que no habría liberalización política ni siquiera en el nivel académico/intelectual. El régimen de Jiang Zemin, que sustituyó a Deng cuando éste murió en 1997, logró impedir toda oposición fraccional organizada en el que históricamente ha sido un partido estalinista gobernante bastante fraccionado. No parece haber ningún movimiento o medio disidente significativo en el territorio continental ni a la izquierda ni a la derecha de la dirección central del PCCh.
La más reciente ilusión del estalinismo chino
La elevada tasa de crecimiento económico de China en los últimos años —que además tuvo lugar en medio de una recesión capitalista mundial generalizada— ha producido un cierto estado de ánimo triunfalista entre los dirigentes, los cuadros y los intelectuales afiliados al PCCh. Uno encontraría un estado de ánimo muy distinto entre los millones de obreros que han sido despedidos de empresas estatales, los empobrecidos migrantes que vienen del campo y los campesinos pobres que apenas logran subsistir trabajando pequeñas parcelas con instrumentos rudimentarios. Pero entre los intelectuales chinos de opiniones políticas prevalecientes puede escucharse cada vez más la noción de que su país de algún modo ha encontrado un camino intermedio entre la anarquía capitalista del "libre mercado" y la rigidez de la "economía dirigida" del viejo estilo estalinista.
Cuando eran más jóvenes, Jiang Zemin, Hu Jintao y los demás indudablemente suscribían la doctrina maoísta-estalinista de que China estaba "construyendo el socialismo" con sus propios esfuerzos y sin ninguna ayuda. Ahora ven esto como un producto del "pensamiento dogmático" y a sí mismos como realistas prácticos que confrontan al resto del mundo como realmente es y lidian con él. Pero Jiang, Hu y sus secuaces están guiados por delirios de grandeza que sobrepasan las fantasías más descabelladas del Presidente Mao.
Los actuales dirigentes del PCCh creen que pueden modernizar a China y transformarla en una gran potencia mundial —y de hecho en la superpotencia global del siglo XXI— mediante una integración cada vez mayor en la economía mundial capitalista. Realmente creen que pueden controlar y manipular al Citibank, al Deutsche Bank y al Banco de Tokio-Mitsubishi para ayudar a desarrollar a China de manera que en una o dos generaciones haya sobrepasado a Estados Unidos, Alemania y Japón. Creyendo transformar a China en una superpotencia global, lo que están haciendo es despejar el camino para que China regrese a la era prerrevolucionaria de subyugación irrestricta al imperialismo.
El crecimiento de la beligerancia imperialista hacia China desde el colapso de la Unión Soviética es evidencia suficiente de que las burguesías del mundo no consentirán con las ambiciones de superpotencia de la burocracia de Beijing. Durante la última década, el Pentágono ha reubicado una porción significativa de sus fuerzas militares en la región de la Cuenca del Pacífico, mientras impulsa planes para su "escenario de defensa de misiles". Como resultado de su incursión en Afganistán y el Asia central, así como a su renovada presencia militar en Filipinas y otros lugares, EE.UU. ha fortalecido significativamente su cerco militar en torno a China. Al suscribir la "guerra contra el terrorismo" de EE.UU., Beijing sólo ha alentado la campaña contrarrevolucionaria del imperialismo estadounidense. La dirección china también se ha unido a la cruzada contra el programa de armas nucleares de Corea del Norte. Ésta es una traición nacionalista que mina al propio estado obrero deformado chino; una contrarrevolución capitalista en Corea del Norte solamente envalentonaría las fuerzas de la restauración capitalista que amenazan a China.
Con toda seguridad, los estalinistas chinos en el gobierno no son meramente pasivos frente al cerco militar estadounidense: recordemos su vigorosa respuesta a la provocación del avión espía de Washington hace dos años. El régimen del PCCh también ha resistido las exigencias estadounidenses a imponerle un embargo económico al estado obrero deformado norcoreano. Pero el sueño de opio de los estalinistas de que puede haber "coexistencia pacífica" con el imperialismo sólo puede adormecer la vigilancia de las masas chinas y minar la defensa de su propio estado obrero.
La alternativa a una contrarrevolución sangrienta y apoyada por el imperialismo es una revolución política proletaria. A lo largo de los últimos años, ha habido protestas populares y luchas obreras extendidas y de gran escala, especialmente en torno a los despidos masivos en empresas industriales de propiedad estatal. Hasta ahora, mediante una combinación de represión y concesiones, el régimen se las ha arreglado para mantener éstas a nivel de acciones económicas locales. Sin embargo, en sus cimientos China es una sociedad profundamente inestable. Tarde o temprano, las explosivas tensiones sociales harán estallar la estructura política de la casta burocrática gobernante. Y cuando eso suceda, el destino del país más poblado de la tierra será planteado tajantemente: revolución política proletaria que abra el camino al socialismo, o esclavitud capitalista y subyugación ante el imperialismo.
El resultado de esa batalla histórica será de importancia decisiva para las masas trabajadoras no sólo de China, sino del mundo entero. Como sucedió con la destrucción contrarrevolucionaria de la Unión Soviética, la restauración del capitalismo en China envalentonaría aún más a los imperialistas para lanzarse contra sus propios obreros y contra los pueblos semicoloniales en todas partes. También elevaría las rivalidades entre los imperialistas sobre quién explotará a China, llevando al mundo mucho más cerca de una nueva guerra mundial interimperialista. Esto subraya la obligación del proletariado internacional de defender las conquistas de la Revolución China. Por otro lado, una revolución política llevada a cabo bajo la bandera del internacionalismo proletario realmente estremecería al mundo.
Un gobierno de consejos obreros y campesinos expropiaría sin compensación los cientos de miles de millones de dólares en riqueza productiva que poseen los capitalistas chinos —dentro y fuera de la China continental— y los inversionistas occidentales y japoneses. Restablecería una economía centralmente planificada y administrada —incluyendo el monopolio estatal sobre el comercio exterior— gobernada no por el arbitrario "direccionismo" de una casta burocrática cerrada sobre sí misma (que produjo desastres como el "Gran Salto Adelante" de Mao) sino por la más amplia democracia proletaria.
Tales medidas provocarían una intensa hostilidad imperialista, tanto militar como económica (por ejemplo, un embargo económico), pero entre los obreros y oprimidos internacionalmente, incluyendo en los propios países imperialistas, encontrarían una inmensa simpatía y solidaridad.
Imbuidos con las prédicas estalinistas del "socialismo en un solo país", puede que incluso los obreros chinos más izquierdistas vean el prospecto de una revolución socialista en los países capitalistas avanzados como remoto o utópico. Pero una revolución política proletaria desgarraría el clima ideológico de la "muerte del comunismo" propagado por la burguesía desde la destrucción de la Unión Soviética. Radicalizaría al proletariado de Japón, el poderoso centro industrial del este asiático. Encendería la lucha por la reunificación revolucionaria de Corea —mediante la revolución política en el asediado Norte y la revolución socialista en el Sur— y resonaría entre las masas del sur de Asia, Indonesia y las Filipinas, desangradas por la austeridad imperialista. Reviviría a los trabajadores de Rusia, que han estado sometidos por una década de miseria capitalista.
Sólo mediante el derrocamiento del dominio de clase capitalista internacionalmente, particularmente en los centros imperialistas de Norteamérica, Europa Occidental y Japón, puede alcanzarse la plena modernización de China como parte de un Asia socialista. Es para proveer la dirección necesaria al proletariado en estas luchas para lo que la LCI busca reforjar la IV Internacional de Trotsky: partido mundial de la revolución socialista.
Los elementos colectivistas centrales en la economía china
La dirección del PCCh describe a China oficialmente como una "economía de mercado socialista". Son los aspectos "socialistas" (es decir, colectivistas) los responsables de los acontecimientos económicos positivos que ha habido en China en los últimos años: la vasta expansión de la inversión en infraestructura (por ejemplo, construcción urbana, canales, vías férreas y el gigantesco proyecto de la Presa Tres Gargantas); y la capacidad que tuvo China para navegar exitosamente a través de la crisis económico-financiera del este asiático de 1997-98 y después de la recesión capitalista mundial generalizada. Y son los aspectos de mercado de la economía china los responsables por los acontecimientos negativos: la brecha cada vez más amplia entre ricos y pobres, el empobrecimiento de una fracción grande y creciente de la población, decenas de millones de obreros despedidos de empresas estatales, el ejército de migrantes empobrecidos en las ciudades que ya no pueden ganarse el sustento en el campo.
En la China actual, son los elementos colectivizados centrales de la economía los que siguen siendo dominantes, si bien no de una manera coherente y estable, debido a una siempre cambiante interacción entre políticas gubernamentales y acuerdos institucionales contradictorios. En 2001, las empresas estatales y semiestatales (corporaciones de accionistas) constituían el 57 por ciento del valor bruto de la producción industrial de China (Anuario estadístico de China [2002]). Pero esta simple cifra estadística obscurece la centralidad estratégica de la industria estatal. El sector privado (incluyendo la propiedad de extranjeros) consiste en su mayor parte en fábricas que producen manufactura ligera mediante métodos de trabajo intensivo. La industria pesada, los sectores de alta tecnología y la producción de armamento moderno están abrumadoramente concentrados en empresas estatales. Son estas empresas las que le han permitido a China poner un hombre en el espacio. Lo que es mucho más importante, es la industria estatal la que le ha permitido a China construir un arsenal de armas nucleares y misiles de largo alcance para detener la amenaza estadounidense de un ataque nuclear preventivo.
Todos los bancos importantes de China son estatales. Casi la totalidad de los ahorros personales —estimada en un billón de dólares— está depositada en los cuatro principales bancos comerciales de propiedad estatal. El control gubernamental del sistema financiero ha sido clave para mantener y expandir la producción en la industria estatal y para la expansión general del sector estatal.
Entre 1998 y 2001, el gasto público en China aumentó del 12 al 20 por ciento del producto interno bruto. El componente del gasto gubernamental más alto y de más rápido crecimiento ha sido la inversión en infraestructura, aumentando en un 81 por ciento en estos tres años. Además, esto sucede en un momento en el que todo el mundo capitalista —incluyendo a los países más ricos de Norteamérica y Europa Occidental— ha estado buscando la austeridad fiscal. El gasto total planeado para construir una red de canales para irrigación del Río Yangtze al Río Amarillo en el norte es de 59 mil millones de dólares. Otros 42 mil millones van a gastarse en la expansión de las líneas del sistema ferroviario estatal de China. En comparación, la inversión extranjera directa de todas las fuentes en China el año pasado sumaba 53 mil millones de dólares.
Hasta ahora, la continuación de la propiedad estatal del sistema financiero ha permitido al régimen de Beijing controlar efectivamente (aunque no totalmente) el flujo de dinero-capital que entra y sale del territorio continental chino. La moneda china, el yuan (también llamado renminbi), no es libremente convertible; no puede intercambiarse (legalmente) en los mercados monetarios internacionales. La convertibilidad restringida del yuan ha mantenido a China protegida de los movimientos volátiles de capital a corto plazo ("capitales golondrinos") que periódicamente hacen estragos en las economías de los países neocoloniales del Tercer Mundo, desde Latinoamérica hasta el este asiático.
Más aún, durante el año pasado el régimen de Beijing ha mantenido al yuan cada vez más subvaluado (en términos del "libre mercado"), para disgusto de los capitalistas estadounidenses, europeos y japoneses. Un país capitalista-imperialista de segundo orden, como Gran Bretaña, no hubiera podido controlar la tasa de cambio de su moneda en los mercados mundiales como lo ha hecho China. En cuestión de meses, si no de semanas, el dinero-capital especulativo inundaría la City de Londres forzando un encarecimiento de la libra, independientemente de lo que quisiera o hiciera el gobierno de Blair.
Son precisamente los elementos colectivistas centrales de la economía china arriba descritos los que las fuerzas del imperialismo mundial quieren eliminar y desmantelar. Su fin último es reducir a China a una maquiladora gigante bajo subyugación neocolonial. Jonathan Anderson, el "experto" en China del banco de inversión de Wall Street, Goldman Sachs, afirma: "La conclusión es que China se está convirtiendo en un centro manufacturero para el resto del mundo de bienes baratos de industria ligera y trabajo intensivo. Contrario a lo que actualmente se teme, el resto del mundo se está convirtiendo en un centro manufacturero para China en bienes de industria pesada y capital intensivo" (Financial Times de Londres, 25 de febrero de 2003). Aquí el hombre de Goldman Sachs está proyectando a la actual realidad económica de China los planes de Wall Street para el futuro del país.
Sin embargo, el que la burocracia de Beijing haya abandonado un monopolio estatal estricto sobre el comercio exterior sirve para facilitar los planes de Wall Street. Pese a su rápido crecimiento de los últimos años, la economía china es atrasada con respecto incluso a las menores potencias capitalistas-imperialistas. Hay una cantidad dramática de construcción ocurriendo en Beijing con grúas casi por todos lados. Pero como le contó a Workers Vanguard un camarada que visitó China recientemente: "El personal de las construcciones es siempre muy grande, sin mucho equipo de carga fuera de carretillas y picos. Una vez, en las afueras de Beijing, vi unos treinta hombres construyendo una pared de tres pisos con dos carretas de caballos llenas de ladrillos."
Si bien las exportaciones de China a EE.UU. y otros países occidentales siguen aumentando a niveles récord, éstas consisten mayormente de manufacturas ligeras, baratas y de bajos salarios y bienes de consumo, como ropa, juguetes y electrodomésticos. Como señala Jonathan Anderson, el aumento de la producción industrial bruta de China entre 1993 y 2002 —de 480 mil millones de dólares a un billón 300 mil millones— casi fue totalmente compensado por el aumento en sus compras en bruto de productos industriales, es decir, maquinaria y capital de equipamiento.
Con su productividad de mano de obra relativamente baja, la industria china no puede competir contra Estados Unidos, Japón y Europa Occidental en el mercado mundial. Lo que escribió Trotsky para refutar la doctrina estalinista del "socialismo en un solo país" en la Unión Soviética se aplica actualmente a China con toda su fuerza:
"Mediante las cifras de las exportaciones y las importaciones, el mundo capitalista nos muestra que, para reaccionar, cuenta con otras armas que la intervención militar. En las condiciones del mercado, estando medidas la productividad del trabajo y la del sistema social en su conjunto por las relaciones de precios, la economía soviética está más amenazada por una intervención de mercancías capitalistas a buen precio que por una intervención militar."
—La Internacional Comunista después de Lenin (1928)
El arma principal de que dispone un estado obrero aislado y relativamente atrasado económicamente contra la intervención de bienes más baratos es el monopolio estatal del comercio exterior, es decir, el control estricto sobre exportaciones e importaciones por parte del gobierno (para un tratamiento más completo de esta cuestión, ver: "Protestas obreras sacuden China", parte II, WV No. 782, 31 de mayo de 2002). Pero la respuesta definitiva al atraso económico de China, y el único camino hacia una sociedad socialista —es decir, sin clases, igualitaria— yace en la revolución socialista mundial y en la integración de China a una economía internacionalmente planificada.
http://www.icl-fi.org/espanol/oldsite/china22.htm
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]